lunes, 16 de junio de 2008

Cuando sueñas, ¿qué coche conduces?


Para los creadores de Odio. Cuánta razón llevais...

"Lo he visto, y al momento lo he repudiado. U odiado.

Él es guapo. Se acuesta en una habitación. ¿Un hotel caro? Quizás. ¿Una casa moderna con buen gusto? Puede ser. Él se duerme, y aparece en medio de una calle vacía de una ciudad centroeuropea. Frente a él, un Mercedes C-Klasse Sportcoupé, negro, de la nueva generación. Precioso, por cierto. Brillante, con la puerta abierta. Él entra y arranca, y entonces todo sucede deprisa.

La noche. Aparca frente a un night club. Caro, vacío, entra y sube al piano. ¿Sabe tocarlo? Quizá. Pero no lo piensas más porque aparece ella. Una morena de impresión, ojazos y cuerpo de los que te rompen el cuello por la calle. Y ¡zas! es suya. Se montan en el coche, y ¡zas! se la folla, en la anteriormente mencionada habitación. Y dando a entender que se lo montan de puta madre, un polvo de esos que te dejan con el aliento justo para un cigarro, el de después. Pero no, él es tan sano que en la cama... Se queda tirado boca arriba en la cama. Cierra los ojos y los vuelve a abrir. Y está solo. Pero sigue siendo guapo, con esa cara de triunfador que ni tú ni yo tenemos. Y sale el eslógan. ¿Cuando sueñas, qué coche conduces?. Fin del anuncio.

Ah, pienso yo. Que era un sueño. ¿Y qué me dices? ¿Que se me va a curar el insomnio por comprarme el Clase C Sportcoupé? El otro día soñé que el Zamora ganaba al Rayo, en serio. ¿Si me compro el Clase C me garantizas que iré a Vallecas en Mercedes en mis sueños? Si me compro el Clase C tendré a una morena de escándalo para follar noche tras noche? Y una mierda.

Si me compro el Mercedes seré el mismo Jaio, pero con 30.000 euros menos en la cuenta corriente, y con una probable cara de chulo al volante, que en cuanto me vea la susodicha morena chulear por la calle va a pensar "menudo gilipollas".

La publicidad es como El Padrino. Te hace ofertas que no podrás rechazar. Pero con las mismas te puede partir las piernas o poner una bomba lapa."

5 comentarios:

Clifor dijo...

Gracias por la reflexión. A mí ese anuncio me gusta mucho. Defecto profesional. Pero me gusta buscarle esta otra visión a la publicidad. Para ver que el sistema no es tan perfecto como pensaban.

Saludos ;)

Andichan dijo...

¡AH!

He llegado aquí por el enlace en el blog de Der Wanderer; soy una cotilla sí, entonces me he puesto a leer esta entrada, y me vi obligada a dejarte este comentario para decirte que tú, al igual que Der Wanderer, eres poseedor de la verdad universal; pero bueno, ese anuncio tampoco es uno de los peores, también está el de gillete, en el que el tío termina de afeitarse ¿y entonces qué? aparece la rubia de bote impresionante y que todo tío querría a su lado (todo tío superficial por cierto) y le acaricia la cara. ¡arg! odio todos los anuncios que te dicen "compra esto y serás más guapo", "compra esto y tendrás a está chica tan guapa"; todo se reduce a ser guapo o no, y a tener un cuerpo perfecto o no; y eso me enfada, por eso hablo tanto.
Pero ya me callo.

un saludo.
y que volveré a pasarme para leer algo más.
Esta entrada me ha molado un huevo, no he leído mucho más, es que tengo cefalea, ya sé que no te importa pero yo te lo digo porque sí, siempre puedes no leelo, o

Anónimo dijo...

He llegado a este blog buscando la confirmación a una duda que tenía, las sorpresas que te da el google. Tu reflexión es muy curiosa si, solo tiene una "inexactitud", el coche no está circulando por una ciudad centroeuropea, es Santander, así que si el guaperas sueña con Santander ¿porqué no te va a llevar a ti a vallecas? :D

jaio dijo...

Anónimo, tío...me dejas con la incógnita de qué duda te habrá llevado al google, de qué habrás puesto en el google para llegar a mi blog, y lo de Santander. Ah, bueno, si te pasas por aquí a revisar, te diré, en respuesta a tu pregunta, que no iré a Vallecas en Mercedes porque es evidente que no tengo 30.000 euros. Y que sólo los renegados escribimos cosas así.
¿Acaso si tuviera un Mercedes y una morena cachonda en mi cama me iba a molestar en autocriticarme? Soy renegado, pero realista jejeje.

Stickair dijo...

Pues sí!
Buena reflexión, por cierto.

Muchas veces los publicistas se pasan con la manipulación de los anuncios y no ven que se nota un cojón y medio que te estan comiendo el coco. Todo es bueno con moderación.
Este anuncio, antes de entrar a buscarle la mala crítica, está super bien hecho. A mi me gusta. PEEERO, no sería creíble si no fuera porque los psicólogos lo han manipulado.
Ya me diréis, al anuncio de Cillit Bang, o Sillit Bang, o como carajos se llame, ¿quién se lo va a creer, si hasta se notan los efectos especiales?
Verás: busca el anuncio en YouTube, acércate a la silla, fíjate sólo hasta el márgen de la pantalla; y verás que cuando pasa la fregona hay un corte disimulado.

En este anuncio se han primmirado los colores, el tiempo, para que todo pase rápido y entonces tienda a subir la adrenalina, y tomas cortas para que no te fijes con nada más.

Mensaje a los publicistas:
Buen intento, Mercedes acaba de soltar unos cuantos kilos más.

Ahora me toca a mi:
Si compro el Mercedes, en el próximo anuncio, ¿me van a soltar a mi la pasta?

Un saludo,
Stickair.

PD: ¿Alguien sabe cómo se llama la canción?