jueves, 18 de junio de 2009

Ne me quitte pas

Qué huevos los tuyos, Jacques. Qué huevos. N-e mmm-e quii-t-t-e p-as. Qué grande eras, cómo te echo de menos. Ahí estabas, catatónico, sudado, al borde del colapso, y sonriendo. Oublier le temps des malentendus, et le temps perdu. Cómo te echo de menos. Tú sólo, ahí delante, y siguiendo, y dando caña. Y sufriendo. Ne me quitte pas. Moi!!. Siempre fuiste el rey del imposible, de la pirueta más allá, escúchate. Con tus dientes desfigurados y tu voz medio rota. Perlas de lluvia de paises donde nunca llueve, qué grande eras. Prometías como sólo prometen los locos y los políticos. Et tu seras reine. Ne me quitte pas. Con otra historia más en el zurrón, en el jersey que llevaste hasta en verano. Hablale de reinos lejanos, aunque sepas que no existen, hablale d'un meilleur avril. Y luego te hundes al final, te arrastras, porque eres grande, Jacques, porque lo eras, laisse moi devenir l'ombre de ton ombre, l'ombre de ton chien, porque en el mismo lugar donde otros creían que no se puede llegar más bajo, tú llegabas a lo más alto.

2 comentarios:

Ainhoa dijo...

Nunca habia visto el video con tanta calidad! Muchas gracias por colgarlo. En realidad el poema no es de Borges, aunque todo el mundo cree que si, es de una norteamericana llamada Nadine Stair. De todas formas de dejo un link por si quieres leerlo tu mismo


http://es.shvoong.com/books/1774882-instantes-el-poema-que-borges/

Pera dijo...

Vaya, pensaba que pocos conocían a belgas famosos, yo hace cosa de un año me sorprendí con jean claude van dame!