domingo, 17 de mayo de 2009

Eurorrisión

Españoles todos. Nos encontramos en la penosa circunstancia de comunicar este drama nacional que ha sucedido ayer en tierras rojas. Nuestra honrosa representante, la señorita Soraya Arnelas, ha sido vilmente vilipendiada, terminando el Certamen de Canciones de Eurovisión en penúltimo lugar, dejando sólo por detrás a los representantes de Finlandia.

Sin duda, este fracaso se debe única y exclusivamente al contubernio judeo-masónico-comunista que rige desde la dirección del Certamen, orquestado para mayor gloria y honor de los países del Este de nuestro continente, siendo España el último centinela de la moral de la canción ligera. No cabe duda alguna de que hay un complot contra nuestras vedettes del espectáculo, que se ve reflejado en las votaciones, a todas luces amañadas.

No cabe otra posibilidad sino el amaño para explicar la aplastante victoria del país noruego, cuyo representante, un joven melenudo y a buen seguro, de corriente liberal de pensamiento, acompañado en todo momento por su violín con el que debió hipnotizar a los miembros del jurado de cada uno de los 42 países votantes. De cualquiera de las maneras, es reseñable el apoyo mutuo entre todos los países comunistas desmembrados de la Madre Patria Rusia, que siguen consignas de la Decimocuarta Internacional para vencer en este certamen, hecho a su medida.

Después de estos tristes hechos, no me queda sino agradecer el apoyo inestimable y siempre fiel y leal de nuestro aliados peninsulares, el Principado de Andorra y la República Popular de Portugal. Aprovecho para recordarles a ellos que siempre lucharemos desde su lado, Guardianes del Occidente, Aliados Ibéricos sin tacha.

Salud, camaradas. El año que viene llevaremos a la Cabra que se sube a unas escaleras y a Miguel Andaluz, alias Turuta, en busca de mejora en los resultados.

1 comentario:

ineskmn dijo...

JAJAJAJA...si señor, muy bueno;ni un milimetro te has salido del dibujo del NODO chaval...muy apropiado, desde luego, para comentar esa insufrible, bochornosa,arcaica y hortera soplapollez llamada Eurovisión.

Éstas cosas se le solian dar muy bien a Robus que en casos como éste vomitaba las bilis mas ácidas de cinismo al estilo Boyero...una pena que haya desertado de la literatura cibernética...Cómo era aquello que decia Tolstoi;"El silencio es a los cobardes lo que, lo que...mmmmm lo que el eeeemmm...en fin, patada en los cojones"