domingo, 19 de octubre de 2008

Me gusta escribir

En serio, me gusta mucho, bastante más que otras cosas. La medicina entre ellas, pero es un secreto, así que no se lo digais a mis padres, que me están financiando la carrera, y los mejores años de mi vida, como dice mi hermano.

Me gusta escribir, porque me limpia la cabeza de mierda. Sí, es una indirecta, lo que escribo suele ser basura. Pero no me lo tomeis a mal, es lo que tiene uno. Total, que decía que me gusta escribir. Pero es que me encuentro monotemático. Hablo del mismo personaje, que hace las mismas cosas casi siempre, y casi siempre me acabo aburriendo. Así que prometo que algún día no muy lejano voy a intentar dos cosas. O hasta tres: poesía, ciencia ficción, y risa. Veremos los resultados.

Hoy, tarde de filosofía al sol, debajo de un puente. ¿Puede una particula circular a mayor velocidad que C? No, primo. ¿Dónde vamos cuando acaba todo? ¿En serio importa una mierda si el hombre es bueno o malo, cuando no tenemos ni idea de lo que somos, sino que sólo sabemos que somos? Siempre tengo algo que aprender de David, y la de hoy es simple y llanamente que los suicidas son los tipos más optimistas del mundo. Pensad malditos. Es el peor castigo del mundo.

4 comentarios:

Sir Kronen dijo...

David algún día descubrirá lo que lleva dentro y eso cuando aflore no tendrá límites.

Susie Q dijo...

a mí también me gusta, pero nunca termino nada y cuando lo hago no me atrevo a releerlo. así que tengo cientos y cientos de documentos de word en los que quizá haya un párrafo o dos esperando a que espabile y me dé por continuarlos... y creo que ahí van a seguir.
antes te busqué para darte el libro pero no te encontré. yo estoy en la 302, pásate tú si puedes y a ver cuál de los dos localiza al otro antes xD
un besote artista

robus dijo...

Estoy de acuerdo en varias cosas con lo que dices. Lo que escribes es mierda, sí.
La primera pregunta soy de letras.
No importa si el hombre es bueno o malo, porque es malo por naturaleza.
Y lo de que los suicidas son los hombres más optimístas del mundo no lo sé. Simplemente no se han integrado en una sociedad estúpida. Puedes llamarles listos por eso, pero luego vieen el problema de que, tras el subidón de adrenalina, su vida se espachurra como su cerebro sin una clara opción de más allá.
Yo no creo que nunca tendría cojones ha suicidarme, hay que tenerlos cuadrados. Pero tengo claro como lo haría. Mercurio por el oido si no quiero sentir. Y si me quiero ir a lo grande sin respirar. Nadie en el mundo es capaz de completar ese suicidio menos 4 celtas contados cuando cayeron presas a manos de Roma.

Anónimo dijo...

Embustero, mi querido guimaro no escribe mierda, Escupe flores dotadas de tremenda pasion. Y dejate de suicidios poeticos, pegate un puto tiro con un .50 AE y veras que bella poesia dibujas en la parez. Un placer leer sus palabras mi querido caballero Guimaro.