martes, 29 de diciembre de 2009

Usted tiene ojos de mujer fatal


Tienes los pies tan fríos como yo caliente la entrepierna, estamos encerrados en esta habitación a un par de ciudades de distancia de casa, nada que hacer, nada que decir, nos pintaremos la cara como Dalí en el momento en que nos estemos durmiendo y no tengamos defensa posible contra el subconsciente que nos está trabando los tobillos a cada paso, cada paso que nos aleja del destino de unas vacaciones sin nieve en los bolsos ni caspa en los hombros ni miedo a no tener champán para romper dos copas.

Y a los diez minutos, cuando estés dormida y yo con pinceles de relojes que se deshacen, o tomando pastillas del mismo soma que Aldous Huxley, cuando esté en una clase de inframundo del que no escapar bajo pena de alma, cuando supere este síndrome de Clerembault que de vez en cuando me ataca, cuando salgamos del sofá sin ojeras y podamos escribir finales felices para historias irracionales, te miraré y te diré como dijo Jardiel Poncela, que tienes ojos de mujer fatal. Y además, los pies fríos.

1 comentario:

ines dijo...

Señor, se supera usted cada día.

Original,iquietante,asombroso, elegante...impecable.Con mucho aroma a novela negra muchas veces...aunque no las suficientes,un poco umbral en ocasiones, un poco Reverte también; no todo iba a ser bueno...xDDDD.

Me encanta tu blog.Enhorabuena.