sábado, 2 de agosto de 2008

Mamá, quiero ser emo. Capítulo 2: Aspecto físico


En anteriores capítulos:Capítulo 1: los comienzos

Capítulo 2. Aspecto físico.

He ahí un emo. No, no soy yo, lo siento. Pero soy casi casi igualito. ¿Por qué? Porque los emos gozan de unas carácteristicas y cualidades fácilmente reconocibles a la vez que inconfundibles.
El pelo. ¡Oh, el pelo de los emos! ¿Habeis visto alguna vez a un emo con el pelo rizado? No, ¿verdad? Pues yo tengo el puto pelo más encrespado y rizado de los que hayais visto en mucho tiempo. Descarté la rapada por connotaciones fascistas en las que no me pretendñia involucrar, pues la política ya pertenecía a ese mundo del que me estaba separando. Así que me fui a la peluqiería del barrio y por 200 euros de nada me hice un alisado japonés que me dejó el pelo como una tabla. Podría decir que obtuve cierto placer atusándome el pelo, pero en mi emo-nueva vida el placer era algo accesorio.
[joder, como se parece ser emo a ser budista. Quizá debí haber valorado más lo de la rapada]
Superado el doloroso e incómodo trance del pelo, ataqué indiscriminadamente mi armario. Eliminé, por este orden: camisetas de fútbol, de publicidad alcohólica, vaqueros de raya, camisas de cuadros, chándal, pantalones cortos, y demás camiseta al alcance de los mortales corrientes.
Mantuve sólo las camisetas blancas, negras, y blanquinegras [la de la Unión Deportiva Salamanca la tiré a la basura por motivos evidentes]. Mi madre casi se muere del susto, a lo cual repliqué en un tono frío e inexpresivo, con el flequillo liso tapándome el ojo izquierdo:
- Madre, ¿eres tú o yo quien se va a hacer emo?
Al tema. Mantuve también los pantalones vaqueros desgastados y rajados que llevó mi hermano 15 años atrás. Y tiré a la basura todas las zapatillas de marca. Mis Nike de fútbol sala. Mis Umbro de fútbol 11. Mis Adidas de correr. Dejé los zapatos de cuero de ir a bautizos y bodas, y unas alpargatas de mi padre. Negras, cojones, ¿cómo si no?
Entonces fui al Banco de Castilla, y saqué 750,81 [o sea, todo lo que había] de mi cuenta corriente. A la mierda el sistema, joder. Con estos euros me fui a un par de escogidas boutiques en las que me hice con una remesa de camisas negras y corbatas del mismo tono. Ah, y una camisa blanca. Es una pena que mis abuelos hubieran muerto ya, que si no hubiera estado elegantísimo en sus funerales. O en la boda de mi hermano. Ser emo es todo ventajas, no te creas tú.
De pantalones, me compré cinco pitillos negros y dos azules desgastados en las rodillas, para los fines de semana, y es que una cosa es ser emo, y otra es ser monocromático. Algún toque de color rojo también añadí. Por la sangre y esas guarradas, claro está.
Paso definitivo: los complementos. 3 pares 3 de Converse All Star [negras, blancas, y blanquinegras] un cinturón ajedrezado, dos pulseras de pinchos, y un reloj de manecillas de Pesadilla Antes de Navidad, que se parecía sospechosamente a uno que tuve con siete añitos.
Sin embargo, algo desconocido para mí fue la aproximación a la emo-sexualidad. O sea, llevar bolso y pintarme la raya en el ojo. Quiero agradecer desde este humilde rincón a mi prima de 15 años, que colaboró encantada en la tarea.
Odio al mundo, pero a mi prima la respeto.

5 comentarios:

Der Wanderer dijo...

Tu, dame alguna dirección de ese al que llamas ''Nacho'', si es que ese es su verdadero nombre. Msn, e-mail, blog, telégrafo o vía telepática.
Por cierto, siento mucho lo de tus notas, pero a lo mejor sacas mejor nota que yo al final, no te será dificil.
¿Que te ha dado con los emos? ¿Tu nuevo vecino es emo y tiene una desquiciante forma de vida? ¿Te quita el asiento en el bus y escupe en el sitio vacío de al lado?
P.D: saludos de parte de Irma, que está aquí al lado, diciendome que te los de.

Nacho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
luis afredo dijo...

hola atodos los emo como yo que chingada medan ravia los fanaticos que seme copean mi forma de ser como my es tilo saven tan bien medan via los qe se la guian de punk y saven maten alos punk att .luis alfredo al. va.

marjorie dijo...

ola..nunca habia entrado a tu blogs...me gusta el estilo emo, sinemabrago no creo q pertenesca a esa comunidad, pos ya estoy saliendo de la depresion, aun q me encanta el negro y siempre me visto de ese color....ahh y q decir d ese cabello lo maximo...

Anerol dijo...

Cual fue la razon x la cual t convertist en emo?